Qué me Pongo

Jueves, 7 Agosto   

No hace falta tener un vestuario inmenso para poder combinar con cierto estilo y elegancia, sino un poco de sentido común y aceptar que hay un tipo de vestido y de colores que nos quedan mejor que otros. Coco Chanel afirmó que “si una mujer va mal vestida, la gente mira la ropa, mientras que si viste bien, mira a la mujer”.

* Los mejores modistos coinciden en que en un armario que se precie deben haber básicamente dos trajes sastre pantalón o falda, un par de jerseys combinables con los trajes, dos blusas, tres o cuatro pantalones de diferentes estilos y otras tantas faldas.

* Si te gustan las blusas o los jerseys con motivos floreados o llamativos, debes combinarlos con pantalones o faldas lisos, de colores que jueguen con alguno de los que tenga el jersey.
* Aunque es un tópico, es mejor comprar poco y bueno que mucho y malo. Las prendas de poca calidad pierden su presto al cabo de pocos lavados al contrario que las prendas de más calidad que se conservan por mucho más tiempo como nuevas.

* Elegir qué color nos queda bien es fácil, hay que acercar la prenda a nuestra cara y ver cual es el resultado. Combinarlos tampoco es difícil, por ejemplo, los colores van desde la gama de los chillones, pasando por los colores pastel, hasta el blanco y negro, clásicos por
excelencia. Es importante no combinar nunca dos colores muy fuertes, en ese caso hay que escoger la combinación con el negro o el blanco o uno de la misma gama pero en pastel o más claro.